lunes, 13 de febrero de 2012

El granjero de las estrellas, Robert Heinlein

Obra de juventud, lo que no quiere decir que sea mala ni mucho menos.
La humanidad, debido a la superpoblación, está muriendo de hambre, o casi, por lo que la emigración a una colonia (Ganímedes, la luna) se presenta bastante prometedora para un padre y su hijo.
Y dicho y hecho. Tras un matrimonio de conveniencia, se dirigen al planeta en la Mayflower. Cuando llegan descubren que la realidad es bastante más prosaica que lo prometido, pero aun así, pese al ciertos desastres, consiguen hacerse un hueco en la comunidad y deciden quedarse.
En la novela asistimos a la partida, al viaje y a los primeros meses, todo ello imbricado con explicaciones un tanto obsoletas pero aun así bastante interesantes, y es que este tipo de novela de frontera siempre mantendrá su interés, no importa dónde se sitúe la acción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario