miércoles, 21 de diciembre de 2011

¡Indignaos!, Stépane Hessel

Mucho ruido y pocas nueces. Eso es este libro. Pese a todo el revuelo que ha ocasionado no es más que una excusa para hacer proselitismo de la represión israelí sobre los musulmanes de ese área.
Con esto no quiero que se me malinterprete: no estoy defendiendo la política israelí, ni acusando a la otra parte. Lo que estoy diciendo es que el autor comienza con unas palabras muy coherentes sobre el estado actual de la sociedad y termina en lo que le interesa: política barata.
Está muy bien eso de intentar movilizar a la juventud, pero hay que movilizarla para todo, no solo para el tema palestino.
Sin embargo, el panfleto tiende hacia lo político en lugar de hacia lo social, y le sobre la última parte, que es completamente parcial, no respecto a lo que pasa allí, sino respecto a lo que pasa en muchos otros lugares, con problemas enormemente más graves que mantener a unos musulmanes recluidos en una ciudad.
Por lo tanto, pese a no estar mal, pienso que al autor se le ve claramente el plumero a mucha distancia.

2 comentarios: