miércoles, 7 de diciembre de 2011

Ficciones, Borges

Lo siento. De joven Borges me parecía difícil y críptico. Ahora me parece simplemente inconsistente y sin mucho sentido, con un falso sentido de profundidad que no llena ni satisface.

Quitando el cuento de La Biblioteca de Babel, todos los relatos me parecen trasnochados y de una completa ausencia de interés. Y aun este ha perdido casi todo su encanto.

Sinceramente, no sé qué le veis a Borges. Apenas me gustaba en su momento y ahora, simplemente, no me gusta. Espero que no me pase igual con Gabriel García Márquez…

No hay comentarios:

Publicar un comentario