jueves, 3 de noviembre de 2011

Steve Jobs, Walter Isaacson

Resulta curioso cómo la gente se pone el cohete en el culo cuando le interesa. Este libro salió a la venta de forma simultanea tanto en papel como en electrónico, tanto su versión en inglés como en otras lenguas. Pues bien, la edición inglesa salió de madrugada hora española y, cuando me levanté y miré, ya había copia pirata sin DRM. En castellano pasó lo mismo: la misma tarde en que salió, pudo bajarse de forma pirata.

Editores: haceos cuenta de qué y para qué vale el DRM.

Yo compré la edición en papel, unos tres días después de que saliera, y en español. Sí, lector de este blog, esta es una de esas veces en las que transijo y compro en papel, teniendo en cuenta que en electrónico no lo hubiera hecho ni aun siendo rico, más que nada por el robo a mano armada que supone.

***

No sé qué pensar de la biografía. Os lo digo en confianza. Por un lado me ha gustado mucho, casi diría que demasiado, y por otro ha habido veces que he estado a punto de vomitar.

Hay muchas cosas que no me han gustado del mismo. Por ejemplo, que más de la mitad del libro está centrada en la historia de las empresas que montó y de hecho, si le quitamos esa parte, con menos de 200 páginas hubiera bastado.

Apple está presente en casi todo el libro, más que Jobs. Y los productos que desarrolló también. Casi parece una apología de las iCosas y del camino que llevó a crearlas.

Si quitamos el último capítulo, en el que se moja un poco, apenas hay nada interesante que ya no se sepa por otras fuentes. De hecho, toda la parte en la que se narra el nacimiento de Apple y lo que pasó con NeXT y con Pixar es idéntico a lo contado en El camino de Steve Jobs, casi diría que punto por punto y con la misma profundidad y detalle.

Y cuando entramos en la segunda etapa, igual que en la obra anterior, también flojea, como si el tema fuera un poco tabú, como si no pudiera o no le dejaran entrar en detalles jugosos sobre la gestación del iPhone o del iPad, que creo son historias de los más interesantes, quizás más que conocer las andanzas de su creador.

Si añadimos otra obra, esta no autorizada (A biography of Steve Jobs, Romain Moisescot), tenemos el conjunto completo de la vida de Jobs tal y como la cuenta Isaacson, pero sin necesidad de leernos este nuevo volumen, que como digo nada más aporta si no es confirmar algunas cosas de la personalidad de Jobs.

Independientemente de lo genio que fuera, de lo que creó y del legado que deja, personalmente era un ser bipolar, mezquino y avaricioso que no paraba en nada con tal de conseguir su objetivo. Y creo que el tratamiento de este aspecto del biografiado es tratado con corrección y coherencia por parte de Isaacson.

Lo que más valor tiene de todo el libro es la última parte, en la que leemos las propias palabras de Jobs en toda su crudeza y toda su redención.

Mi consejo es, que si no has leído los dos libros que he citado, leas este. Vale la pena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario