jueves, 28 de junio de 2012

La saga de los longevos

Realmente no sé por dónde empezar con este libro. Bueno, antes de nada decir que es buenísimo, mejor incluso que la obra de cualquier otro autor de primera línea. Y quizás podría cerrar este comentario con solo eso, porque todavía no tengo claro a qué género pertenece, y tampoco quiero desvelar parte de la trama.
Diremos que existe una familia de longevos (ala Familias Howard de Heinlen, aunque ahí es dónde termina toda la similitud) que son los directivos de un museo histórico en Santander y que llega una nueva arqueóloga. De ahí en adelante es tarea del lector continuar con la trama de la novela porque yo, por más que me pese, no os voy a contar nada más.
El argumento es exquisito, y el desarrollo del mismo tiene el grado justo de equilibrio entre misterio y acción, entre detalle y movimiento, entre estilo y estructura. No sé enfocarlo con palabras, pero estás ante una obra que, pese a tener un desarrollo normal (no existe nada extraño salvo la longevidad de los protagonistas), desarrolla una historia completamente imprevisible y con un ritmo perfectamente calculado que ya quisieran muchos autores consagrados. Es decir, aunque pienses que ya sabes cómo va a terminar ni sueñes en que has acertado. Además, a eso tienes que añadir no una ni dos, sino al menos tres vueltas de tuerca en las páginas finales.
Porque si no lo sabéis, estamos ante la ópera prima de la autora, y como siga así pronto la veremos vendiendo en papel a lo grande, y por encima de otros consagrados. Porque sabe hacer, porque sabe escribir y porque ella lo vale.
Tampoco podemos clasificarla en ningún género en concreto. Por su componente fantástico podría ser de ciencia ficción, ya que si quitamos dicha parte la obra se queda en poco menos que una simple novela rosa.
También podríamos meterla en esa categoría. Pero no es de amor propiamente dicho. Es algo más. Medio histórica medio contemporánea. Realmente no lo sé ni me importa. Lo único que me interesa es que es increíblemente buena, está increíblemente bien escrita y te engancha desde el primer capítulo.
La autora se ha tenido que documentar a base de bien, porque sus personajes saben lo que tienen que saber y más, dado que han pasado por toda la historia de la humanidad y, sin ser historiador, no creo que tenga ni un solo gazapo. Quizás un autor más consagrado pudiera contar con alguien que recoja la documentación, pero para un autor novel es mucho más difícil y tedioso. 

Sólo puedo decir una cosa como resumen final sobre el libro (bueno, dos): Eva, me quito el sombrero ante ti. Y que te voy a seguir tu trayectoria literaria muy de cerca.

3 comentarios:

  1. Este, a la chita calando, está teniendo más éxito que el de Gómez-Jurado con tanta fanfarria... Y espero que la autora -que vive cerca de donde vivo yo- escriba más porque la tía lo vale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me lei ambos libros y el primero es claramente superior al segundo, aunque he de decir que me recordó un poco al de la nave de un millon de años de Poul Anderson. Tambien un buen libro de ficcion historica que recorre el devenir de la humanidad, y que concluye con unos cuantos capitulos de ciencia ficcion

      Eliminar