domingo, 20 de julio de 2014

El don, Mai Jia

Otra chinada sin mucho interés. Supongo que en el país de origen la forma de tratar el género debe ser atractiva, pero sólo en su país.
El libro comienza bastante bien, resulta entretenido y piensas que promete, pero a la mitad más o menos del mismo, la historia se tuerce.
Se narra la historia de un genio capaz de interpretar los sueños (eso solo pasa en China) y matemático de pro que es enviado a trabajar como criptógrafo y termina descifrando el código japonés Púrpura y luego el Negro, del que no he oído hablar.
Pero lo malo del libro es que a la mitad está ya todo contado. El resto no es más que una paja mental del autor haciéndose pasar por el biógrafo, con un final que presenta el contenido de la famosa libreta… que no es más que una serie de chorradas estilo diario íntimo y poco más.

Ciertamente tiempo perdido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario