sábado, 25 de octubre de 2014

(101) El archipiélago de fuego, Jules Verne

Obra poco conocida y menos divulgada, tampoco reviste mayor interés en cuanto a argumento o a aspectos novedosos ya que se trata de una obra de simples aventuras un tanto deslucidas. 
La novela está situada en el Peloponeso durante la Guerra de Independencia griega alrededor de 1820, que está en lucha, junto a algunas potencias europeas, contra el Imperio Otomano. 
Dentro de ese ambiente, un banquero enriquecido gracias a la trata de esclavos imperante en la época y potenciada durante el conflicto, tiene que dar a su hija en matrimonio a uno de los piratas con los que tiene tratos si no quiere que se desvele el secreto de su éxito. La mujer consiente pero, ante la repentina muerte de su padre, desaparece sin dejar rastro.
Mientras, un militar francés que se había prometido con ella con anterioridad, roto el compromiso a causa del chantaje de Sacratif, recibe una misteriosa carta que le conmina a tomar el mando de un barco fletado por varios comerciantes para intentar combatir la lacra de la piratería, fomentada por el Imperio Otomano.
Toda la novela se desenvuelve, más que en la acción, en la descripción del archipiélago, de los conflictos y de un montón de hechos históricos, de tal modo que tan solo se pone relativamente interesante al final del libro, en el que la trama descrita por el pirata y el militar se unen en una combinación bastante explosiva.

La edición leída ha sido la primera de Sáenz de Jubera en dos cuadernillos, posiblemente publicada no mucho después que la original en francés. He de comentar que la novela es mucho más larga que las ediciones posteriores como la de Molino o las últimas sacadas en los quioscos, o al menos así lo parece ya que no coinciden mucho las relaciones de páginas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario