domingo, 29 de junio de 2014

Jubera 29: Las tribulaciones de un chino en China

Como ya debéis saber -y si no os lo digo- ando leyendo a Verne en lo más cercano al original que tengo y que soy capaz de entender, que es la edición de Sáenz de Jubera, encuadernada en 14 flamantes volúmenes allá por los años diez del siglo XX.
En otro lugar dije que las ediciones actuales andan algo recortadas respecto a esta edición: no es cierto, o al menos no he podido encontrar ningún lugar en el que así ocurra, incluso en la obra que nos ocupa, que en otro lado demostré que estaba muy abreviada. Pues bien, me equivoqué completamente y la edición de RBA es completamente fiel, incluso más fiel (y tiene casi todas las ilustraciones originales) que la de Saénz de Jubera.
Uno de los aspectos centrales de la historia es el seguro de vida que Kin-Fo se hace con La Centenaria, doscientos mil dólares a que muere. Por lo tanto, esta entidad pone a dos guardaespaldas para que controlen en todo momento a nuestro personaje y eviten que sufra cualquier tipo de accidente ya sea por mano propia o de terceros.
La cantidad suscrita, ya lo hemos dicho, es de 200.000 dólares, que en la edición de Jubera se traduce por 200.000 duros. A partir de ese momento la cantidad se cita en el texto con el valor ya dicho o con el de un millón de pesetas. Para los que no lo sepan, un duro son cinco pesetas, por lo que la cantidad coincide a la perfección.
Esto me hizo pensar en algún tipo de adaptación, ya que en la época en la que se tradujo era común este tipo de cambios para convertir a las obras en más inteligibles, así que me cogí la edición de RBA y estuve mirando esas mismas cantidades, que cambian a 200.000 dólares en la mayor parte del texto (léase por ejemplo el capítulo VI en el que se contrata el seguro), pero que en otras aparece como un millón… de dólares (léase la página 95, justo después del diálogo).
El primer pensamiento es que la edición de RBA, por mor de adaptarla a los tiempos modernos y por respetar el texto original, traduce siempre duros por dólares, cometiendo el error de la adaptación de Jubera y no volver a cambiar el millón por doscientos mil…
Por lo tanto me fui a la Wikipedia, busqué el texto original francés y descubrí el error en todo su esplendor. Según el texto original, Kin-Fo contrata el seguro por un valor de 200.000 dólares, y a pie de cita se pone que su equivalente es un millón de francos. Podemos leerlo aquí, página 45. 
Sin embargo, si nos vamos a la página equivalente a la 95 de RBA, aquí, página 87 de la edición original, nos encontramos con la frase:

Après tout, n’était-ce pas un million que la Centenaire avait confié à leur garde ?
Aunque no se sepa francés, está claro que se dice la palabra millón, por lo tanto es la edición original la que está mal, y cada edición en español lo soluciona a su manera. Supongo que Verne quizás quiso decir “francos”, o simplemente pensaba en francos y escribía dólares y en algún momento se despistó. Creo recordar que Verne corregía sus propias galeradas y nadie más tenía acceso a su obra hasta la fecha de publicación, así que posiblemente estemos ante uno de esos errores típicos de sus novelas.
Por lo tanto, la edición de Jubera me parece más inteligente, ya que aprovecha la equivalencia entre duros y pesetas respecto a la de francos y dólares de la época, aunque sin embargo la de RBA me parece mucho más correcta porque respeta a pies juntillas el texto original. 
Lo que realmente falta en esta última es una nota a pie de página comentando el hecho. En fin, no se puede tener todo y, conforme va pasando el tiempo, estoy más convencido de que esta última edición es la mejor de todas las creadas hasta la fecha.



No hay comentarios:

Publicar un comentario